Dermatología veterinaria, el cuidado de la piel y el pelo de los animales

La dermatología es la parte de la medicina veterinaria que estudia las patologías de la piel y el pelo.

Por Quim Menzinger, veterinario del Dispensari Veterinari del Vallès, especialista en dermatología

dermatologia-veterinariaLa dermatología veterinaria es un campo bastante ámplio puesto que incluye todas las partes del cuerpo. Abarca desde las almohadillas plantares a las orejas, tanto externa como internamente.

A nivel cutáneo, hay algunas afecciones que pueden ser meramente estéticas y, por lo tanto, no son graves. Pero hay otros que comportan problemas importantes de salud o de bienestar. Pueden ser nocivos tanto para el animal -por ejemplo ataques fuertes de picor- como para el propietario, al cual le pueden transmitir enfermedades.

Causas de las patologías en dermatología

Hay varias causas que provocan estos problemas cutáneos. Las más graves son los infecciosas: : bacterias, hongos, parásitos (pulgas, garrapatas). Entre estos se incluye también la Leishmania, que actúa de forma interna, pero provoca toda una serie de síntomas a nivel cutáneo que pueden llegar a ser graves, incluso para la vida del animal.

Otro gran campo de la dermatología es el de las alergias. Provocan malestar y picores en el animal y pueden ser debidas a varias causas: a los ácaros del polvo, al polen, a las pulgas o en algunos casos a los alimentos.

Un tercer campo es lo de los tumores de piel. PPueden ser en forma de quistes o chichones, u otras manifestaciones que surgen de forma más dispersión.

Y, finalmente, hay el campo de las patologías hormonales. Son manifestaciones de enfermedades internas, como por ejemplo el hipotiroidismo. Acaban teniendo una repercusión en el aspecto del animal porque alteran la calidad de la piel y del pelo.

Dermatología: Prevención de patologías

dermatologia-veterinaria-2Algunos de los problemas que afectan la piel de nuestras mascotas tienen un origen interno y no los podemos prever. Pero hay otros de origen externo que podemos prevenir.

Este es el caso, por ejemplo, de los  parásitos externos, que podemos evitar con la utilización de antiparásitarios. Con ellos controlaremos bien infecciones de pulgas, garrapatas o las picaduras de mosquito que pueden provocar la Leishmania.

Una buena alimentación es fundamental para asegurar un buen desarrollo del pelo y de la piel. En función de la alimentación que les damos a nuestras mascotas su aspecto físico será uno u otro.

Por eso os aconsejamos que elijáis el pienso para vuestra mascota en función de sus características. Los profesionales de nuestras tiendas os podemos ayudar a escoger el más adecuado.

Otro aspecto fundamental en dermatología veterinaria es la higiene de nuestra mascota, como los baños o los productos que le aplicamos en función del tipo de pelo. Nuestros expertos en peluquería veterinaria os pueden decir qué hay que hacer en cada caso, el tipo de cepillado, cuando cortar, si es necesario bañarlo o no y como hacerlo. En Dispensari Veterinari os podemos ayudar a establecer unas pautas adaptadas a vuestro animal.

Y, finalmente, os recordamos que no hay que olvidar tomar medidas como las vacunas, con las cuales se pueden evitar enfermedades como la Leishmania. O cómo vigilar y prevenirles del sol que también puede provocarles problemas de piel.

Categoria/es: